Es muy común cometer ciertos errores mientras corremos, por ello, te mostramos 7 pecados que debes tratare de evitar por completo en tus carreras y/o entrenamientos.

1.- Hacer más kilómetros de los que se deben

Varios runners se pasan de kilómetros en sus entrenamientos, inclusive alrededor del 90% se encuentran sobreentrenados y realizan muchos más kilómetros de los que deberían para las marcas que efectivamente hacen.

Si eres corredor y quieres bajar de 3 horas en una maratón no es necesario que corras 6 días a la semana de 2 a 3 horas, ni menos los domingos. No hacer variaciones de ritmos, ni series, ni pesas, ni abdominales y absolutamente ninguna clase de potenciación es un verdadero pecado. Si no haces nada de lo anterior y solamente estiras un poco después de los rodajes, con la poca cantidad de tiempo que queda es imposible crear un plan de condiciones, solo se puede realizar un trabajo específico de 5 semanas hasta que llegue la maratón. La mejor opción sería entonces bajar bastante los tiempos de rodaje y ordenar la carga de entrenamiento.

2.- Hacer rodajes muy largos

Es un pecado frecuente en el runner aficionado de maratón,  porque si solo ruedas largo y continuo, no mejorarás nada más que una cosa: la resistencia aeróbica y con rapidez llegarás a los límites.

Sea cual sea tu nivel como corredor, no realices jamás más de 1 hora 45 minutos de rodaje y solo 1 vez a la semana, el resto siempre menos de 1 hora y media. Además, es fundamental que realices los rodajes en progresión, es decir, hacer el rodaje a ritmo suave no vale la pena. Lo recomendable es dividir el entrenamiento en 3, haciendo un primer tercio suave, el segundo tercio a ritmo medio y el último tercio fuerte.

3.- Hacer muchas series

Este pecado tiene que ver con hacer exactamente lo opuesto al punto anterior. Muchos runners se pasan entrenado demasiadas cantidades de series y esto solo traerá como consecuencia que te sobrecargues muscularmente.

4.- Hacer entrenamientos a un ritmo muy fuerte

Cuando mejorar se convierte en una verdadera obsesión, varios runners tratan de correr siempre lo más velozmente posible y lo único que logran es que se sobreentrenan, teniendo un rendimiento muy deficiente en sus competiciones.  Estos son los runners que compiten en los entrenamientos y ruedan en las competiciones.

5.- Los Piques

Cuando eres un corredor competitivo puedes llegar a confundir un entrenamiento con la competición, y haciendo piques en tus entrenamientos lograrás más decepciones que satisfacciones.

Si en tus entrenamientos buscas siempre llegar al límite, rendirás menos en las competiciones. Lo mejor es ser frío y metódico.

6.- La Negación del dolor

Otro gran pecado. Correr con dolor de manera continua solamente te llevará a que padezcas de lesiones crónicas en las zonas afectadas. Si no paras 4 o 5 días, finalmente tendrás que parar un mes o tal vez más. Los runners son los únicos que tratan de desafiar al cuerpo hasta que este avisa, confundiendo el aviso con un desafío. Además, son capaces de llegar hasta las últimas instancias en este duelo que comúnmente termina en una lesión.

7.- Pasarte haciendo carreras y maratones

Existen el corredor que compite cada fin de semana y esto no es para nada bueno. Un límite aconsejable tendría que estar entre las 16 y las 18 carreras al año, como máximo. De estas, no debes realizar más de 2 maratones y espaciadas, por lo menos, en tres meses, de 3 a 6 medias maratones y el resto solo competiciones de 10K o de menos distancia.

 

 

Fuente Aqui

 

Like
Like Love Haha Wow Sad Angry
12
[instagram-feed]

Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here