Es común que por la emoción de correr tu próximo maratón cometas errores que quizá no te des cuenta, por ello te mostramos algunos errores que debes evitar para así conseguir un buen entrenamiento.

Entrenamiento fuerte

Por la obsesión de mejorar muchos corredores intentan correr siempre lo más rápido posible. Lo único que consiguen es sobreentrenarse y rendir muy mal en las competiciones.  Tienes que ser consciente de tus límites y no forzarte demasiado. No solo no valdrá para nada y acabarás bañado en sudor, sino que se te quitarán las ganas de volver.

Entrenar duro el último día

“La descarga” (también conocido como tápering), suele ser la técnica más utilizada por la mayoría de corredores  para lograr este equilibrio y básicamente consiste en la disminución del volumen del entrenamiento durante las semanas previas a una carrera.

No elegir el calzado adecuado

Al ser una de las actividades físicas más demandantes, el maratonismo exige contar con un calzado acorde a esta exigencia. Hoy en día se pueden adquirir piezas muy livianas y cómodas, ideales para este tipo de deporte.

Por otro lado, utilizar unas zapatillas que no se condigan con nuestros requerimientos puede causar importantes lesiones; no solo en los pies, sino que también pueden verse afectados los tobillos, las rodillas y hasta la cadera.

Alimentación inadecuada

Una alimentación saludable es muy importante para la regeneración celular. Si te has puesto como meta ser una persona más saludable y activa, que se note en todos los ámbitos. Es importante consumir todos los nutrientes necesario, aunque sea en forma de suplementos de proteínas.

No hidratarse lo suficiente

El agua es vital para nuestros músculos. Mantenerse hidratado durante el entrenamiento o la competencia permitirá a tu organismo reponer el líquido y las sales expulsadas a través de la transpiración para mantener la temperatura corporal.

Las consecuencias de la deshidratación pueden ser graves para los deportistas. Van desde el cansancio hasta los calambres y lesiones. En un cuadro severo de deshidratación, hasta la vida de la persona podría estar en riesgo.

No descansar

Para poder rendir mejor en tus sesiones de entrenamiento debes dormir un mínimo de horas al día. Sí, el descanso es entrenamiento, es dejar que nuestro cuerpo se recupere y se adapte a esos nuevos estímulos. No descansar adecuadamente puede llevarnos a lesiones y al sobreentrenamiento

Abusar de las bebidas isotónicas.

Algunos runner abusan en el uso de estas bebidas deportivas, sin embargo no hay que olvidar que estas suelen tener un gran volumen de calorías y azúcares que no son muy buenos en el cuerpo. Es más recomendable el tomar agua para mantenerse mayor hidratado antes, durante y después de la carrera.

 

Like
Like Love Haha Wow Sad Angry
2
[instagram-feed]

Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here