El dolor de las agujetas aparece a las 24h del ejercicio y se mantiene hasta 5-7 días después. Generalmente se acompaña de debilidad muscular, rigidez y dolor con la contracción o con la presión en el músculo afectado; aunque el dolor suele remitir en pocos días, la fuerza no se recupera por completo hasta los 15 días.

Aunque  aún no se sabe a ciencia cierta, las agujetas son comunes para todos los corredores y deportistas en general, para ello es importante evitar sobreesfuerzos o el aumento brusco de distancia semanal o si se vuelve a correr después de un tiempo sin hacerlo, lo mejor es empezar progresivamente y no hacer ejercicio brusco.

¿Cómo prevenirlo?

  • Entrenamiento: EL mejor método para prevenir la aparición de agujetas es el entrenamiento. Con entrenamiento el músculo se habitúa a las tensiones sin sufrir las microroturas que desencadenan la inflamación y el dolor.
  • Suplementación con aminoácidos ramificados: Se ha demostrado que la suplementación con 5 a 10 gramos de aminoácidos ramificados  ingeridos tras el ejercicio intenso  previene la aparición de agujetas y la sensación de fatiga.
  • Inmersión en agua fría: al prevenir los dolores de las agujetas causadas por las micro roturas de las fibras musculares, el frío es buen antídoto a los dolores, por su efecto anestésico además de antiinflamatorio.


Es importante no realizar ejercicios bruscos que causen este dolor, sin embargo, toma las medidas necesarias para trata de evitar este molesto dolor de corredor

Like
Like Love Haha Wow Sad Angry
12
[instagram-feed]

Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here