El flato es ese dolor que surge repentinamente y que se sitúa normalmente en el abdomen, aunque puede variar su localización. El flato suele aparecer en actividades que implican movimientos bruscos del cuerpo, como correr, por eso una de las teorías que tratan de explicarlo es que el dolor aparece por las tensiones que se producen en los ligamentos que unen el diafragma con el estómago.

Cómo prevenirlo

  • Debes realizar tu sesión de ejercicio físico al menos dos horas después de haber comido, e incluso un poco más si la comida ha sido abundante.
  • Si bebes agua durante el ejercicio, hazlo a pequeños sorbos. Si te hidratas en exceso, el estómago se encharca y facilita la aparición del flato
  • . Una correcta respiración mientras realizas ejercicio es fundamental, inspirando por la nariz y exhalando por la boca. Si lo haces así, es difícil que el flato aparezca.
  • Elige un calzado adecuado, que cuide la amortiguación, y trabaja tu técnica de carrera para evitar que el movimiento de tus órganos de origen al flato.

¿Cómo eliminarlo?

El flato es un dolor transitorio, así que con un pequeño descanso la molestia irá desapareciendo paulatinamente, es aconsejable parar de hacer ejercicio unos instantes o disminuir el nivel de intensidad.

Si ya estás con flato, lo primero que debes hacer es respirar profundamente. De esta forma, al vaciar completamente el aire de los pulmones, estarás favoreciendo la relajación del diafragma, con lo que aliviarás el dolor.

Recuerda que si persistes las molestias es recomendable acudir a tu médico.

 

Like
Like Love Haha Wow Sad Angry
9
[instagram-feed]

Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here