Con el fin de que nuestra hidratación baje lo mínimo posible, puesto que como hemos visto antes cualquier variación puede ser significativa, existen una serie de estrategias básicas de hidratación que a continuación exponemos:

Cantidad a beber: existe una fórmula de cuanto beber pesándose antes y después de entrenar (mejor si hace calor el día de la prueba), por cada 500 gramos perdidos debemos ingerir dos vasos de líquido.

Bebida rehidratante: lo ideal en una bebida rehidratante (aunque luego extenderemos este tema un poco más) es que contenga sodio, para recuperar cuanto antes los líquidos, y un 6-8% de glucosa

Prevé la posible deshidratación: prevé antes de nada, así que 2horas antes de empezar la competición o el entrenamiento lo ideal es que bebas al menos dos vasos y medio de agua o bebida rehidratante.

Antes de la prueba: el inicio de la prueba ya está hidratado con lo que hemos prevenido pero 15 minutos antes de iniciar la prueba bebe otro vaso de agua con el fin de aportar una hidratación óptima al inicio de la competición.

Durante el entreno o la competición: para estar todo el rato hidratado se debe beber cada 15 o 20 minutos un vaso de agua o líquido rehidratante durante el entrenamiento o la competición.

Lo más importante: lo más importante de todo es no restringir nunca los líquidos ni antes ni durante la competición o el entrenamiento, pero tampoco hay que beber en exceso, hay que aprender a hidratarse en los entrenamientos de la misma forma que lo haremos en la competición.

Bebidas isotónicas e rehidratantes

Cuando hablamos de hidratación la mayoría de los deportistas piensan en el agua, pero nosotros creemos que no hay que confiar la hidratación exclusivamente al agua, de hecho es mejor hacerlo con bebidas que además de líquido aporten sodio y glucosa, aunque en proporciones que se adapten a tus necesidades.

Lo normal es perder entre 1 y 3 gramos de sodio por cada hora que estemos entrenando o compitiendo a través del sudor corporal, así que si el triatlón dura más de 4 horas en un día caluroso imagina la bajada de nuestro estatus electrolítico (dado por el sodio), así que lo podemos recuperar tomando bebidas isotónicas con un contenido específico de sodio.

En ocasiones se pueden tomar tabletas de sal para evitar la hiponatremia (bajo nivel de sodio en sangre) que puede provocar calambres musculares en los últimos kilómetros del triatlón. No decimos que te hidrates solo con bebidas rehidratantes o isotónicas sino que las combinas con agua para conseguir el mejor rendimiento posible.

 

Like
Like Love Haha Wow Sad Angry
1
[instagram-feed]

Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here