En muchas ocasiones estamos preocupados por llevar la zapatilla adecuada, tener la ropa más cómoda, o checar nuestras rutinas para el momento de la carrera, Sin embargo, a veces  olvidamos  ponerle atención a la manera en como respiramos mientras corremos, siendo este un factor importante para llegar a la meta, por ello, te enseñamos algunas recomendaciones que seguro te serán de mucha ayuda.

A medida que se inhala y exhala, el estómago debe expandirse y contraerse, a la vez que el diafragma recoge fuerza del aire que entra y sale de los pulmones. De esta manera, nos aseguramos de que vamos a tomar más oxígeno en cada inhalación, a la vez que ayudaremos a vaciar correctamente nuestros pulmones durante la exhalación

Respirar por la nariz y expulsar el aire por la boca parece lo lógico cuando corremos, pero el cuerpo de esta forma no logra el suficiente oxígeno cuando estamos en un estado aeróbico intenso. Mientras que si respiramos además por la boca si lograremos un mayor cantidad de oxígeno.

Lo correcto para un corredor es respirar con la nariz y la boca al mismo tiempo y botar el aire por la boca.

Lo aconsejable es regularlo según el ritmo que vayas. Debes tomar aire con inspiraciones largas y con dosis moderadas de aire, o sea inhalar pausadamente 3 a 4 segundos y exhalar 3 segundos, o puedes practicarlo por zancadas, 2 a 4 zancadas inhalar y exhalar de 2 a 3 como ejemplo.

El respirar correctamente es un factor importante para poder llegar a la meta mucho mejor preparados, por ello, el saber hacerlo no es tan fácil como se cree.

 

fuente: aquí 

 

 

Like
Like Love Haha Wow Sad Angry
81
[instagram-feed]

Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here