El tener cuidado en ciertos aspectos al momento de correr nos pueden ayudar a hacer nuestros ejercicios y/o rutinas de manera correcta, por ello, te mostramos algunos errores que se presentan en el runnig y que debes evitar si es que quieres mejorar en tus carreras.

Querer ir demasiado rápido:

Si no estás acostumbrado a hacer deporte, no salgas el primer día a darlo todo. Tienes que ser consciente de tus límites y no forzarte demasiado. No solo no valdrá para nada y acabarás bañado en sudor, sino que se te quitarán las ganas de volver.

No usar bloqueador:

En promedio se está 2 horas a la exposición del sol y como corredoras se tiene un riesgo más alto ya que el sol acelera el envejecimiento prematuro y algunos otros problemas como cáncer en la piel; Así que cada que vayas  entrenar es preferible tener el bloqueador a la mano.

No descansar:

Para poder rendir mejor en tus sesiones de entrenamiento debes dormir un mínimo de horas al día. Sí, el descanso es entrenamiento, es dejar que nuestro cuerpo se recupere y se adapte a esos nuevos estímulos. No descansar adecuadamente puede llevarnos a lesiones y al sobreentrenamiento, del que hablaremos a continuación.

Tennis incorrectos:

Cuando estás corriendo los pies tienden a hincharse por el esfuerzo que se realiza, y esto ocasiona que el tenis lo empieces a sentir justo, apretado o incluso sientes el dolor de una uña levantada, por lo que es recomendable comprar los tenis medio número más grande que del que normalmente utilizas, así la comodidad te acompañará en toda tu carrera.

Agujetas:

La manera en la que uno se ata las zapatillas puede afectar a la hora de correr. Y muchas personas cometen estos errores. Atarse los zapatos muy ajustados pueden causar inflamación del empeine, o puede incluso cortar el flujo de sangre. Pero, por el contrario, tener las zapatillas demasiado sueltas, puede hacer que el mejor zapato ortopédico se convierta en uno que no sea adecuado. En el peor de los casos, los dedos del pie estarán constantemente manteniendo la zapatilla en posición sin darte cuenta, y puede causar un calambre doloroso, una tensión y lesión muscular

Equipo inadecuado:

Todo deporte requiere una inversión, y no solo en tiempo y sufrimiento. Empezando por las zapatillas correctas  y acabando en la camiseta, el equipo que lleves debe adecuarse a tus necesidades y ser de buena calidad, por lo tanto es necesario la consulta a especialistas.

No cuidar la alimentación: 

Una alimentación saludable es muy importante para la regeneración celular. Si te has puesto como meta ser una persona más saludable y activa, que se note en todos los ámbitos. Es importante consumir todos los nutrientes necesario, aunque sea en forma de suplementos de proteínas.

 

Beber poco

Correr distancias largas o a una mayor intensidad provocará que el cuerpo pierda agua, que necesita ser reemplazada. La deshidratación es peligrosa para el cuerpo y tiene efectos negativos en tu rendimiento.

Abusar de las bebidas isotónicas.

Algunos runner abusan en el uso de estas bebidas deportivas, sin embargo no hay que olvidar que estas suelen tener un gran volumen de calorías y azúcares que no son muy buenos en el cuerpo. Es más recomendable el tomar agua para mantenerse mayor hidratado antes, durante y después de la carrea.

 

Tener en cuenta ciertos aspectos puede hacer que nuestra manera de llegar a la meta sea más eficaz y sobre todo de manera correcta.

Like
Like Love Haha Wow Sad Angry
18
[instagram-feed]

Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here