Además de saber que tipo de ropa utilizar para estos cambios de clima, es importante saber que correr en un clima frío no es malo, al contrario, trae beneficios positivos a tu cuerpo y para ello te mostramos 5 tips que te ayudarán a seguir corriendo.

Consume vitamina C.
El ácido ascórbico que contiene ayuda a prevenir los resfriados ya que protege el buen funcionamiento pulmonar, refuerza el sistema inmunológico y por lo tanto, resistencia a las infecciones.
Hidrátate.
El estar en contacto con la lluvia y a bajas temperaturas reseca más la garganta, el sudor se evapora más rápido y las necesidades de glucosa aumentan para mantener la temperatura del cuerpo. Las bebidas calientes además de alimentos como caldos y sopas suben tu temperatura.

Protege las zonas más sensibles.
Es importante salir a correr con alguna prenda que cubra tu boca, ya que el aire frío podría irritar el tracto respiratorio y provocar que te enfermes, de igual manera procura proteger  las zonas más sensibles como las orejas, las manos y los pies.

 



Corre ligero.
Aunque parezca que te congelaras, no lleves demasiada ropa, al trotar después de 15 o 20 minutos empezarás a sentir calor así que corre con ropa ligera.

Baja la temperatura corporal poco a poco.
Finaliza con tu estiramiento usual en un lugar cerrado bajo techo de forma de que puedas cuidar que tu temperatura corporal no baje bruscamente y te lesiones.

Con estos tips y con tus ganas de seguir corriendo, ¿Quién dijo frío?

 

 

Like
Like Love Haha Wow Sad Angry
3

Comentarios

Dejar respuesta