El cansancio físico, el dolor muscular, la deshidratación ligera, o el simple hecho de que la mayoría de los maratones se hacen en domingo, y al día siguiente hay que volver a trabajar o hacer nuestras actividades diarias, hacen que los corredores nos olvidemos de ponerle atención a nuestro cuerpo.

El esfuerzo y disciplina de los últimos meses valió la pena, ahora es tiempo de recompensar a tu cuerpo para que se recupere de tanto esfuerzo.

El cansancio puede llegar una semana después, además de mucho sueño; por eso es bueno que descanses los días posteriores para recuperarte.

El día después de un maratón seguro despertarás con dolor de piernas así que, haz un esfuerzo los siguientes días, no es necesario levantarse tan temprano, con solo salir a estirarte y a trotar 20 minutos es suficiente, esto ayudara a que el dolor muscular disminuya.

Las reservas de glucógeno se tardan en recuperar entre uno o dos días, durante ese tiempo debes comer más carbohidratos y volver a tu dieta normal. Alimentos como: pasta, papa, arroz, tortilla, frijol y las frutas ayudan a recuperar el glucógeno.

Los músculos se quedan muy deshidratados al igual de los tendones quedan severamente dañados y se inflaman ligeramente. Tomar agua o una bebida deportiva al menos cada media hora las siguientes 2 o 3 horas al maratón, ayudará a hidratarte.

 

Después de meses de entrenamiento levantándote temprano y de tantos nervios por el maratón estos días de recuperación aprovéchalos para dormir más o simplemente para realizar otras cosas que te gusten hacer. Recuerda que tu cuerpo además de mucha adrenalina por un maratón, también necesita atención para recuperarse.

Like
Like Love Haha Wow Sad Angry
44

Comentarios

Dejar respuesta