Quienes han participado de una carrera, seguramente se hayan dado cuenta al ver sus tiempos que en los kilómetros del medio de una competencia su ritmo cede y empiezan a correr mas lento que su ritmo deseado.

No siempre es fácil darse cuenta de esto durante la competencia, ya que nuestra percepción de la velocidad a la que corremos se encuentra afectada por diversos factores.

Pero si tienes la posibilidad de llevar un control kilómetro a kilómetro de tu ritmo en toda la carrera, es probable que puedas darte cuenta de esto, los kilómetros intermedios, se tienden a correr mas lento que los kilómetros finales.

A modo de ejemplo: si se trata de una carrera de 10 km es probable que entre los kilómetros 4 y 7. tengas una caída en tu rendimiento y que los kilómetros 7 a 10 los corras más rápido.

Los dos principales inconvenientes que se presentan en estos kilómetros intermedios son:

LLEVAS TIEMPO CORRIENDO

La carrera ha comenzado, el nerviosismo y ansiedad de los primeros kilómetros han pasado y comienzas a correr más lento. Lo cierto es que en cada kilómetro que pasa en la carrera tu reservas de energía tenderán a disminuir y si has comenzado la carrera demasiado rápido lo pagarás en los kilómetros intermedios.

En carreras de 10 km o media maratón, cuanto mejor sea tu forma física, menor será el efecto del cansancio en los kilómetros del medio. Si hablamos de un maratón, la cuestión será muy distinta.

FALTA DE CONCENTRACIÓN

Otro de los problemas de estos kilómetros intermedios de la carrera, es la falta de concentración;  no todos pueden presionar su cuerpo al límite durante mucho tiempo y en algún momento dejan su mente volar.

Claro que eso no es malo, quizás te ayude a pasar mas fácilmente los momentos duros de una carrera, pero si dejas a tu mente volar demasiado y olvidarte del ritmo de carrera, seguramente perderás segundos (o minutos) importantes en la carrera.

Intenta mantener la concentración en el ritmo de carrera, tu técnica y tu velocidad; si tu mente va a volar, que vuele en cuestiones relativas a la carrera, no pierdas de atención al recorrido y tus rivales.

CONSEJOS PARA CORREDORES

EL ESPRINT FINAL

El otro problema de los kilómetros del medio, es que llevas tiempo corriendo con un aumento del cansancio y con la sensación de incomodidad del ritmo de carrera en pleno aumento.

Sin embargo, sabes que aun faltan demasiados minutos y kilómetros para que aceleres y des tu último esfuerzo en tu sprint final.

La clave aquí será tener paciencia y aguardar el momento oportuno para iniciarlo.


LA SOLUCIÓN

La primer parte de la solución es detectar el problema, saber que te está pasando esto en todas tu carreras y empezar a trabajar para mejorar este aspecto. Al terminar las carreras, analiza tu rendimiento y detecta los errores que hayas cometido.

Seguramente que con mayor experiencia en la distancia de la carrera y un buen nivel de auto-conocimiento (saber que es lo que puedes dar y cuanta molestia puedes aguantar), podrás minimizar el descenso del ritmo de carrera en los kilómetros del medio.

 

Like
Like Love Haha Wow Sad Angry

Comentarios

Dejar respuesta