Es importante tomar en cuenta ciertos consejos que nos ayudan a realizar las rutinas y los entrenamientos correctos para bajar de peso mientras corremos, por ello te mostramos algunos que seguro te servirán en tu rutina diaria.

Corre de manera constante

Deberías empezar corriendo 3 a 4 veces a la semana, el objetivo es acostumbrarse a entrenar de forma regular. Después de que el cuerpo haya adquirido una cierta base de forma física, puedes empezar a incrementar el estímulo, es decir, Si consigues reducir el tiempo de entrenamiento y aumentar la intensidad del ejercicio, probablemente lograrás una mayor quema de grasas en números absolutos.

Realiza más millas

No te estanques con lo mismo de siempre y aumenta la cantidad de kilómetros que haces por semana para ir perdiendo poco a poco más grasa, basta con que acumules de 8 a 15 km más cada semana para quemar de 500 a 900 kcal extra

Juega con los cambios de ritmo

Para perder peso corriendo hay que empezar a realizar cambios de ritmo, jugar con los rodajes largos y más lentos y alternarlos con otros rodajes más cortos e intensos. No se trata de series, sino de una combinación de ritmos que te permiten no parar del todo, pero sí variar el ritmo.

Entrenamiento de fuerza

“cuanto más alto sea el porcentaje de músculo en el cuerpo, más alta será tu tasa metabólica basal”. Por lo tanto, además del running, deberías incluir al menos una sesión de entrenamiento de fuerza a la semana, tanto con pesos como con tu propio cuerpo.

Alimentación

Salir a correr en ayunas, con las reservas de glucógeno bajas,  favorece la utilización de la grasa como fuente de energía mientras que otros parámetros se ajustan como respuesta adaptativa a esa carencia.

 Corre dos sesiones

Otra opción es realizar el total de kilómetros diarios en dos sesiones. Aunque ocupa más tiempo es más fácil correr 8 km por la mañana y 5 por la tarde que hacer 10 km.

Descansa lo suficiente

Descansar lo suficiente, entre siete y ocho horas diarias, y hacerlo sin interrupciones favorece la eliminación de líquidos y evita los cambios hormonales que dan lugar al aumento de peso.

Porque no solo se trata correr, sino también realizar rutinas y/o entrenamientos que nos ayuden a mejorar en nuestra salud, así como poder quemar las calorías necesarias de nuestro cuerpo.

Like
Like Love Haha Wow Sad Angry
4
[instagram-feed]

Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here